Vivir sin o con horario

Constantemente me debato en vivir con horario o sin horario. Tengo una especie de síndrome obsesivo-compulsivo con el manejo del tiempo, y sin embargo, después de un periodo de estar siguiendo horarios estrictos y extremadamente puntuales, ¡zas!, me termino abrumando y cansando para decidir que no seguiré un horario al menos durante un tiempo. Pero luego, la extrema libertad de hacer lo que quiera a la hora que quiera choca con la realidad de las obligaciones y ¡zas!, nuevamente fijo horarios estrictos para obligarme a ser disciplinado… y comienza el ciclo otra vez. Creo que más bien tengo un síndrome de bipolaridad, de doble personalidad con respecto al manejo del tiempo. Hay dos personas en mí: Una extremadamente puntual y obsesiva con hacer las cosas en un determinado horario y otra que piensa que la vida hay que vivirla dejándola fluir libremente como un rio. Ojalá encuentre un punto intermedio pronto porque es difícil fluctuar así. Me cansa mucho mentalmente.