El Day Trading es pura adrenalina

Invertir en el mercado de valores no es igual que apostar en un casino porque en un casino sabes que vas a perder el dinero con una ínfima probabilidad de ganar. Al casino vas por diversión, no a ganar dinero. En la bolsa la probabilidad de ganar es mucho más alta. Lo que pasa es que la gente confunde riesgo con incertidumbre. La bolsa es la forma más incierta de invertir el capital, no la más riesgosa. Es mucho más riesgoso crear un negocio que invertir en la bolsa. Pero es cierto que la incertidumbre es inmensa en la bolsa y la única forma de disminuirla es con conocimiento y con herramientas adecuadas. Por eso, el Day Trading no es para novatos. El Day Trading es una total aventura llena de adrenalina en la que si no se tiene el conocimiento adecuado ni las herramientas tecnológicas propicias, entonces hace que el mercado de valores se convierta, ahí sí, en un casino. Para los novatos es mejor la estrategia “Buy and Hold” de largo plazo. Y para otros no tan novatos, alguna estrategia de Swing Trading, como la que yo aplico en mi portafolio de corto plazo, que es básicamente “Week Trading” en vez de “Day Trading”. Tal vez algún día haga Day Trading pero solo cuando tenga el conocimiento necesario y las herramientas (software) y bróker adecuados. Mientras tanto, sería una locura meterme a eso. Para esa gracia mejor boto el dinero a la basura… o mejor voy a un casino (al menos sería más divertido).